Educación y Empresa

viernes, enero 05, 2007

Organizaciones que aprenden,
organizaciones inteligentes...
(parte 4)

Las siguientes líneas cierran nuestro artículo dividido en cuatro entregas, titulado Organizaciones que aprenden, organizaciones inteligentes. Estas precisiones conceptuales, nos han permitido pasearnos a través de lo que es una organización de este estilo, las actividades comunes en estructuras como éstas, además de visualizar algunos rasgos que permiten su permanencia en el mundo gerencial de hoy y al cual tendemos a estar.

En adelante tendremos sólo algunos puntos que permiten más que aclarar o construir una guía, sentar temas de análisis sobre las “cosas” que pueden hacer quiénes están al frente o trabajan dentro de organizaciones de este tipo, o promover ideas para su realización, para quiénes decidan emprender prácticas de aprendizaje en su lugar de trabajo.

Los pasos para construir esta organización no son precisamente un mapa que al recorrerlo nos llevan a puerto seguro. Son tópicos de los cuales debemos estar alerta en nuestro espacio laboral, porque son estos espacios generadores quiénes alimentan las ideas para la construcción de las organizaciones del conocimiento.

Pasos para construir la organización que aprende

La organización que aprende no se hace de la noche a la mañana, señala nuestro autor de estudio. Los éxitos en las organizaciones son consecuencia de ciertas actitudes, compromisos y procesos cuidadosamente preparados que se han ido implantando suave y establemente a lo largo del tiempo. La organización debe procurar acciones para cubrir los siguientes aspectos:

· Fomentar un entorno de aprendizaje favorable. Es necesario inventar el tiempo para la reflexión y el análisis, para meditar los planes estratégicos, estudiar las necesidades de los clientes, examinar el actual sistema de trabajo y crear nuevos productos. La presión y el stress laboral no permite el aprendizaje, si sucede lo contrario a esto es más probable que la persona tenga tiempo para aprovechar su conocimiento en su ocupación y ser más productivo.

· Abrir las barreras en los niveles organizacionales y estimular el intercambio de ideas. Propicia el flujo de información para la transmisión de conocimientos. Hay diversas maneras, reuniones de trabajo, presentaciones, equipos de proyectos, donde se compartan diversas experiencias.

· Creación de foros de aprendizaje. Esta etapa requiere de acciones previas como las que mencionamos anteriormente. Se realizan actividades preparadas explícitamente para alcanzar objetivos de aprendizaje que pueden adoptar formas diversas de acuerdo a los propósitos de la organización. Los foros de aprendizaje propician la colaboración y el entorno abierto.

· Realizar las acciones de la organización bajo el enfoque de la mejora continua, lo cual, produce en la persona un compromiso hacia el aprendizaje y la mejora en las responsabilidades que asume para obtener resultados más satisfactorios.

Finalmente, queremos precisar que las personas son los principales protagonistas de estas iniciativas. El espacio sólo no generará nada. Somos nosotros, con las adecuadas estrategias de negocios y actividades para su realización quienes agregamos valor día a día. Si queremos la construcción de la organización inteligente, tenemos que crear posibilidades para ello.

Etiquetas: ,