Educación y Empresa

lunes, abril 23, 2007

Innovación en la Oficina de F+D

La innovación en este artículo está referido a su sentido más sencillo, en la forma cómo mejoramos las ideas que tenemos, las actividades que hacemos y en definitiva el trabajo. Por ello, relacionar en esta oportunidad la innovación con la oficina de F+D, es una invitación a revisar esas ideas que sostienen su práctica, aquellas actividades que hace con frecuencia y las que no hace con la misma continuidad, de forma que el trabajo, pueda percibirse y "sentirse" en la organización, diferente y mejor!

El esquema para hacer y pensar la innovación en nuestro trabajo de la educación en la empresa, lo propondré a partir de una lectura que hice algún tiempo, de la cual tomé un esquema poderoso y que he venido aplicando desde entonces, a través de mi agenda, mis papeles de trabajo y mis productos en la oficina donde me desempeño. De hecho, un ejemplo concreto, es nuestro blog Educación y Empresa, atravesó el triángulo de la innovación, haciéndolo ahora, continuamente.

This album is powered by BubbleShare - Add to my blog
El esquema se llama triangulo de la innovación. El modelo que invito a seguir es de tres pasos: en primer lugar constituir un grupo de ideas que se encuentren en su primera etapa de creación, en segundo lugar invitar a la experimentación de las ideas y por último, el tercer paso que consiste en lanzarlas al agua convirtiéndolas en direcciones claras de futuro de la oficina de F+D de la empresa.

Cuando nos referimos al grupo de ideas en su primera etapa, lo entendemos como aquél conjunto de ideas que surgen sobre cómo podemos hacer las cosas mejor en la oficina, cómo podemos introducir productos nuevos o mejorar los existentes, cómo podemos relanzar alguna actividad que tuvo éxito en algún momento, cómo podemos intercambiar con otras organizaciones o explorar la experiencia que tienen en determinadas áreas, cómo podemos… es la clave. Las ideas en su primera etapa son “el flash” que llega a nuestra mente sobre el cambio que podemos hacer a nuestro alrededor, de forma que podamos ir mejorando de forma consecutiva, esas aproximaciones hasta constituirlas en “buenas ideas” que sirvan a proyectos, programas, actividades, etc.

En segundo lugar, tenemos la cartera de ideas a prueba. ¿Qué es esto?, no es más que nuestras “buenas ideas” en blanco y negro. Una vez que hemos mejorado la forma de lo que podemos hacer en cualquier plano de nuestra oficina de F+D, tenemos nuestra cartera de ideas que vamos trabajando en forma de proyecto, programas o actividades puntuales. La idea se materializa y se empieza a ordenar de forma sistemática, asignándole recursos, responsables, tiempos para la investigación, planificación y gestión de la mejora que vamos a introducir, de forma que la podamos presentar al equipo de trabajo para examinar su factibilidad.

Finalmente, llegamos entonces a las direcciones claras de futuro, a la acción. Las empresas de la sociedad del conocimiento se caracterizan por realizar en gran medida un grupo de actividades en particular, tales como resolución de problemas, experimentación, aprender de las experiencias del pasado y de los demás y transmisión del conocimiento, todas estas se ponen en práctica durante todo el proceso de innovación.

Cuando visualizamos la acción de innovar en el momento de elegir las direcciones claras de futuro de la oficina de F+D, hacemos referencia a la elección de las ideas que vienen transformándose desde su primera etapa en nuestro triángulo, ideas que han pasado la prueba de experimentación debida en nuestras actividades (ya sean programas o proyectos), de las cuales hemos extraído el aprendizaje suficiente de ellas, en cuanto a la visión que tenemos para su implantación, desarrollo y gestión y las tenemos “listas” para lanzarlas al agua organizacional y transmitir el conocimiento debido sobre cómo pueden ser realizadas.

Estas ideas que se convierten en direcciones claras, son nuestras innovaciones sobre las actividades que desarrollamos en la oficina, que tienen forma de programas de formación corporativos, estrategias de formación para determinados sectores de la empresa, proyectos de innovación de aprendizajes, desarrollo de nuevas prácticas de servicio en la educación corporativa, entre otros aspectos, que gestionamos en la oficina de F+D. Hablamos de futuro porque moldeamos a partir de la mejora continua las ideas que desarrollaremos para resolver situaciones, dibujar nuevos escenarios y alinearnos con la estrategia de negocios de la empresa a la que pertenece esta unidad estratégica de formación.

Etiquetas:

1 Comments:

  • saludos totales amigo tom, quiero felicitarte por tu iniciativa y entusiasmo, en especial quiero comentarte que el artìculo referido a la Innovación en la Oficina de F+D, publicado el dìa domingo, abril 22, 2007, me parece sumamente interesante, es màs creo que va a resultar de alto valor añadido incorporar mayor cantidad de material relacionado con la innovaciòn y el proceso creativo en la iniciativa empresarial, creo que de allì parte todo, un abrazo y gracias por compartir este espacio...creyes

    By Anonymous Anónimo, at 1:13 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home