Educación y Empresa

viernes, mayo 04, 2007

Globalización y Educación:
una integración necesaria para el futuro

A pesar que en ambientes académicos, políticos, económicos y sociales, se habla de globalización, para la gran mayoría de sus participantes, la globalización es más una percepción que la comprensión de un fenómeno. Por consiguiente las expectativas y juicios de ese fenómeno son en ocasiones mágicas y críticas desproporcionadas.

“Global”, “globalización”, “globalizado”; son términos que comenzaron a ser utilizados en las escuelas de negocios de las universidades de Harvard, Columbia y Stanford de los EEUU, a principios de los años 80’s
[1]. Desde allí se popularizaron los términos y pasaron las fronteras de los distintos ambientes que tienen vida dentro de la sociedad actual.

La globalización está referida a la multiplicidad de vínculos e interconexiones entre los estados y las sociedades las cuales construyen el actual sistema mundial[2]. Otras perspectivas de la definición de este fenómeno apuntan simplemente a una mayor integración económica que subyace lo político, lo social y para la cuestión que nos ocupa, lo educativo.

El proceso de globalización es una realidad que está en desarrollo. La gran cantidad de comercios, la moderna tecnología, los avances en telecomunicaciones, los cambios en los sistemas de producción, comercio y finanzas a nivel mundial, nos exigen necesariamente un cambio de paradigmas que repercuten en la manera como concebimos el mundo, las relaciones humanas y como nos formamos y crecemos frente y dentro de ellas, debido que la sociedad actual es la amalgama de múltiples formas de pensamiento y expresiones culturales tan diversas como los grupos humanos que la constituyen.

Todo hombre se educa en relación al orden social y el individual, siendo ambos complementarios; en ese sentido el hombre se educa cuando vive lo que aprende y aprende lo que vive por medio de la unidad entre la teoría y la práctica persiguiendo objetivos concretos en el tiempo y el espacio[3].

Este proceso educativo es producto de la integración del hombre a las nuevas exigencias sociales, que se caracteriza por la multiplicidad de variables que lo impactan positiva o negativamente en su comportamiento, ideología y desarrollo personal y profesional. De modo que la educación y la cultura son productos sociales que se implican mutuamente, y cuando esta relación es permanente y sistemática la sociedad se enriquece y la formación de los hombres es mucho más sólida.

El problema no es que la globalización oprima a las grandes masas -que para sus ojos es así- sino como decía Kofi Annan[4] en un artículo publicado en el Financial Times[5] recientemente, el problema es que no están insertados en el mercado mundial sino que, en muchos casos, están excluidos del mercado.

Por ello es de especial importancia que, la globalización y la educación se integren dentro de la sociedad que se está formando en el presente y será para el futuro, puesto que la globalización no es una panacea, sino un fenómeno que requiere una redefinición de las normas sociales, las actitudes, las formas de pensar y una inversión en el capital humano para erradicar el analfabetismo, consolidar la educación primaria, estructurar un sistema educativo abierto para todos los ciudadanos donde existan posibilidades de acceso a la tecnología y las comunicaciones, pero principalmente a los requerimientos más básicos de la dignidad humana dentro de un marco de sustentabilidad.


Nota final: este artículo es el resumen de una ponencia en un foro, presentada por Tomás Martínez Navarro, en la VII Semana de la Escuela de Educación, titulada "Globalización y Educación", Abril 2002. Universidad Católica Andrés Bello. Caracas, Venezuela.

--------------------------------
[1] Globalización: mitos y realidades. Disponible en: http://www.uvg.edu.gt/noticias/desa-dem/gabriel.html
[2] Tesaurus, Biblioteca Dag Hammarskjöld, Organización Naciones Unidas. Disponible en: http://www.onu.org
[3]sg. Huerta, Antonio. El Saber Hacer en la Profesión Docente. Edit. Trillas. México, 2001
[4] Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas
[5] Financial Times, febrero 04/2002, traducción hecha por el CINU. Disponible en: http://www.un.org/spanish/aboutun/sg/globalizacion.htm

Etiquetas: